Friday, August 3, 2012

Blogger invitado: "Ingreso de Venezuela a MERCOSUR"

*The opinions expressed here do not necessarily reflect those of the Center for Hemispheric Defense Studies, the National Defense University, or the U.S. Department of Defense.  Las opiniones aquí expresadas son las de los autores y no reflejas necesariamente la opinión del CHDS, NDU ni la del gobierno de los Estados Unidos.

Estimados amigos:

Desde hace algún tiempo hemos estado buscando la manera de abrir mayores espacios de interacción entre Uds. y nosotros, particularmente en la Oficina de Egresados del CHDS. Uno de esos caminos que nos hemos propuesto es el de presentarles regularmente algunos comentarios sobre aquellas noticias de interés general en la región. Obviamente que existen infinidad de situaciones que se producen diariamente y que son percibidas de manera diferente de acuerdo a las consecuencias que de manera particular producen en cada uno de nuestros los países. No obstante, por razones de espacio en la Web (hecho que intentamos infructuosamente) resulta prácticamente imposible incluirlas en su totalidad. De allí que hayamos decidido hacer mención únicamente de aquellas situaciones cuyas causas y/o consecuencias involucren a más de un Estado, y que por tal razón producen efectos en todo o en parte del Continente Americano.

A continuación les presentamos un breve análisis sobre lo que ha acontecido durante la semana que termina hoy, viernes 3 de agosto, en el área. Esperamos que resulten de interés para ustedes y que sirvan como punto de partida para la discusión y el análisis, invitándolos a que si es posible nos suministren información adicional sobre los temas tratados. Por último les reiteramos que los comentarios expuestos son totalmente independientes y no representan la opinión oficial del CHDS. A continuación nuestro tema de la semana:

INGRESO DE VENEZUELA A “MERCOSUR”

El pasado 31 de julio el Mercosur oficializo el ingreso de Venezuela a ese organismo. Recordemos que el Senado del Paraguay había negado el ingreso de Venezuela al Bloque económico, por considerar que el gobierno de ese país en la actualidad violaba los principios democráticos exigidos en el Tratado de Asunción, instrumento jurídico que rige al Mercosur. El caso es que a raíz de la suspensión del Paraguay del Mercosur, y siendo que el Senado del Paraguay era el único obstáculo para el ingreso de Venezuela a la organización, Venezuela logro su incorporación como Estado miembro, bajo el apoyo de los otros gobiernos miembros del organismo.

El tema del ingreso de Venezuela al Mercosur engloba otros aspectos que han sido noticia durante la semana. Vimos por ejemplo, el rechazo que en días pasados el nuevo gobierno del Paraguay hizo respecto a la incorporación de Venezuela como miembro de pleno derecho del Mercosur. Tal y como lo estableció en un comunicado oficial el pasado 31 de julio, el gobierno paraguayo considero como absolutamente nula la incorporación de Venezuela al organismo regional, cuyo mecanismo usado fue la declaración de los presidentes del Brasil, Argentina y Uruguay. En este sentido recordaba el comunicado, que el protocolo de adhesión de Venezuela al Mercosur, firmado en el 2006 por esos mismos gobiernos que hoy aceptan a este país, establece que ese cuerpo legal adquiriría vigencia a partir del quinto instrumento de ratificación, el cual se refería al Paraguay, y que hasta el momento- y aun cuando estuviere suspendida- no lo ha ratificado.  

Otra información relacionada con el tema se refiere a lo sucedido el pasado 2 de agosto, fecha en la cual el Senado del Paraguay rechazo la decisión tomada por los otros gobiernos miembros del Mercosur de aceptar el ingreso de Venezuela, por considerarlo “un atropello a la institucionalidad del Mercosur”. En este sentido los legisladores calificaron como una “maniobra” de dichos gobiernos el haber aprovechado la suspensión del Paraguay del organismo, para que en su ausencia, y violando los requisitos legales, incluyeran a Venezuela, asimilando dicha actuación a la conducta que regularmente el gobierno de ese país suele asumir cuando quiere implantar alguna medida política.

Pero las medidas políticas, diplomáticas e incluso económicas (estas últimas aun no han prosperado) en contra del Paraguay, aun no han terminado. Tal y como lo han reseñado los medios de comunicación en días pasados, al parecer existe todo un movimiento político a fin de asfixiar, o por lo menos aislar al Paraguay, lo más pronto y profundamente posible. Ninguna otra razón puede haber para apreciar, cómo- aparte de la medida en suspenso de la Organización de los Estados Americanos, que se ha reunido cuatro veces (la ultima  a puertas cerradas) sin que haya llegado a una decisión respecto a si suspende o no al Paraguay de su seno - situación no muy probable-, existe todo un movimiento de piezas en la región tratando de penetrar cuanto organismo regional, de la naturaleza que sea, en donde el Paraguay tuviera algún tipo de figuración,  a fin de que también sea suspendido dicho país de los mismos. Lo estamos viendo con el Parlamento Latinoamericano, en donde la Junta Directiva del Parlatino hace unas cuantas horas ha incluido en su agenda la posibilidad de que en la próxima reunión de la Asamblea, a realizarse el 30 de noviembre y el primero de diciembre de este año en Panamá, incluya el tema de la posibilidad de suspensión de Paraguay del parlamento regional; y lo observamos de parte de la Asociación Latinoamericana de Integración (ALADI), la cual a solicitud de los países del “ALBA”  espera reunirse para igualmente analizar la posibilidad de suspensión de la misma al Paraguay.

De igual forma apreciamos cómo del otro lado del Atlántico, el gobierno español sugiere se excluya al Paraguay de su participación en la próxima Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno, a celebrarse en Cádiz en el mes de noviembre.

Mientras esto sucede, las instituciones del Paraguay tratan de llevar el barco a buen puerto hasta las elecciones presidenciales del próximo año, fecha en la que cesarían las suspensiones acordadas en contra del país por parte de los diversos organismos regionales. Una de las acciones que a simple vista puede apreciarse de parte de los paraguayos es la de tratar de esclarecer las circunstancias en las cuales algunos gobiernos, como el de Venezuela, intentaron intervenir la soberanía de aquel país mientras el Congreso paraguayo decidía la destitución del para entonces presidente Lugo. Para ello la Fiscalía ha abierto una averiguación en contra del canciller venezolano, quien ha sido mencionado como una de las personas que intento influir en las fuerzas armadas del Paraguay para que estas evitaran la destitución, que para ese momento era inminente, de su presidente. Para ello, se dice, que dicho funcionario hizo uso de cierto tipo de amenazas, e intimidaciones, respecto a las sanciones que el país recibiría de parte de la comunidad internacional.

Otra circunstancia mencionada como irregular ha sido la denuncia por parte de miembros del Senado paraguayo respecto al ofrecimiento que supuestamente un hermano del presidente Hugo Chávez, de Venezuela, hiciera a algunos legisladores en el sentido de reconocerles el pago de una cantidad de dinero, cuantificada en dólares, si aceptaban el ingreso de Venezuela al Mercosur. Sea cual sea el resultado de estas investigaciones valdría la pena preguntarnos, aun reconociendo el derecho soberano del Paraguay, y el principio de independencia de los poderes públicos de ese país, hasta qué punto estas acciones contribuirán a restablecer las relaciones entre dicho país y los demás miembros de la comunidad internacional, así como a desarrollar lazos de amistad y solidaridad más profundos que los demostrados por muchos gobiernos, que diciéndose amigos del Paraguay, a la hora de tomar una decisión-aunque fuera neutral- prefirieron plegarse a los gobiernos más recalcitrantes de la región, exigiendo medidas tan antidemocráticas como el adelanto de las elecciones presidenciales, y hasta el envío de una misión de supervisión al Paraguay.   

No comments:

Post a Comment

Archives