Wednesday, August 8, 2012

Bloguero Invitado: "Vicepresidente de Colombia propone constituyente. Angelino Garzón favorece un diálogo entre el presidente Santos y Uribe"

*The opinions expressed here do not necessarily reflect those of the Center for Hemispheric Defense Studies, the National Defense University, or the U.S. Department of Defense.  Las opiniones aquí expresadas son las de los autores y no reflejan necesariamente la opinión del CHDS, NDU ni la del gobierno de los Estados Unidos.



Queridos amigos, a continuación les presentamos el tema de la semana. Esperamos que sea de su interés y que pueda ser objeto de su análisis. Con ello no pretendemos crear una opinión única al respecto, sino simplemente aprovechar las noticias que hasta el momento se han producida a mitad de la semana para su discusión.

Vicepresidente de Colombia propone constituyente. Angelino Garzón favorece un dialogo entre el presidente Santos y Uribe


Durante la primera declaración pública hecha por el vicepresidente de Colombia, Angelino Garzón, después de la grave enfermedad que lo mantuvo alejado de sus funciones durante un par de meses, este ofreció sus buenos oficios para facilitar “ un diálogo  que conduzca a un acuerdo de unidad y de reconciliación nacional" entre el presidente Juan Manuel Santos y el ex presidente Álvaro Uribe.

Lo que llama la atención respecto a la propuesta de Garzón, no es su ofrecimiento como mediador, sino su mención a la vía que podría escogerse para lograr esa reconciliación, que sería la de convocar a una " asamblea nacional constituyente". El caso es que desde hace semanas se ha escuchado hablar sobre la posibilidad de una nueva asamblea constituyente en Colombia, oferta que ha sido liderada en el Congreso de ese país por los parlamentarios Juan Carlos Vélez y Miguel Gómez, ambos del Partido de la U, y cercanos al ex mandatario Uribe. Esta oferta de constituyente en principio ha sido rechazada por el actual gobernante bajo la excusa de lo inoportuno de la misma. 

Si bien la intervención del Vicepresidente Garzón ha sido la primera desde el punto de vista oficial después de su convalecencia, días atrás ya había manifestado su opinión favorable a la posibilidad de una constituyente, hecho que ocasiono serias críticas entre los partidarios del presidente Santos, los cuales incluso reaccionaron en contra de sus palabras dando a entender que el mismo Vicepresidente podría no estar capacitado físicamente para continuar en su cargo a raíz de su grave enfermedad.

Lo cierto del caso es que indistintamente de la materialización o no de esta oferta, el solo hecho de presentarse esta opción demuestra hasta qué punto estaría revuelta la opinión publica en Colombia respecto a la forma como el presidente Santos ha venido manejando la política interna del país, y muy especialmente en materia de seguridad.  Esto sin contar con que para nadie es un secreto que el propio ex presidente Uribe ha venido haciendo mención a esta posibilidad de constituyente, en momentos en que por todos es conocida la oposición cada vez más agresiva que el ex gobernante ha venido ejerciendo sobre el actual gobierno de su país.

Si a esto le sumamos que la idea del Vicepresidente se produce a pocos días de haberse presentado la última encuesta sobre la imagen del actual mandatario, y en donde este no sale muy bien parado, llegaremos a la conclusión que los asuntos políticos se le complican aún más al presidente Santos. En efecto, señala  la encuestadora " Datexco", (realizada para el diario " El Tiempo"  y la cadena radial " La W”), que el 44,89% de los encuestados tendría una opinión favorable del mandatario, en contraposición al 45,66% que lo aprecia de forma desfavorable. Igualmente concluye dicha encuesta que la mayoría de los colombianos desaprueban la labor del jefe de Estado en temas como la seguridad nacional  (69,37%) y en temas de salud (67,22%). Pero el caso que más llama la atención es el de la política de seguridad implementada por el actual gobernante, en donde a juicio de los encuestados el  76,9% no estaría de acuerdo con la forma como Santos maneja al tema de la guerrilla y sólo 19,02% aprobaría la gestión.

A esta contrariedad respecto a la imagen del presidente Santos, debemos agregarle, como hemos dicho,  la cada vez más participativa actividad de su antecesor, Álvaro Uribe, tanto en la vida política nacional, como internacional, y quien paradójicamente hoy en día se encuentra  a la cabeza de la oposición de su país. Muchos de los partidarios del actual mandatario han tratado de desestimar la presencia de Uribe como un elemento que pudiera dar al traste con la reelección del actual gobernante en las presidenciales del 2014. No obstante, aun cuando hasta el momento no exista ninguna figura política aparente capaz de competir contra el presidente Santos en las próximas elecciones, debemos recordar que en política nunca se dice la última palabra.

En el caso de la actual Constitución de Colombia la candidatura del ex presidente Uribe a un nuevo mandato presidencial resulta imposible. Aun así, el fantasma de una asamblea nacional constituyente sin duda alguna podría vislumbrar una nueva posibilidad para el ex presidente Uribe, y un dolor de cabeza para el actual mandatario, toda vez que en materia de constituyente se sabe cómo comienza,  pero nunca cómo termina, "hasta que termina". Nada tendría de particular, que siendo que el propio ex gobernante ha sugerido la idea de una constituyente para " transformar la administración del Estado", y habiendo sido propiciada esta por seguidores de Uribe en el Congreso de la Republica, la misma, en el supuesto de que pudiera organizarse, podría incluir la posibilidad de una nueva candidatura para el ex presidente, si este estuviera interesado en presentarse como opción.

Lo cierto del caso es que indistintamente de quienes pretendan restarle importancia a las encuestas, estas no solo son un termómetro para conocer la percepción que los ciudadanos tienen de sus líderes y de la vida política nacional, sino que, usadas de manera responsable, sirven para corregir los errores que los gobiernos han podido cometer en la ejecución de sus políticas y  para afianzar las estrategias políticas percibidas como positivas por la sociedad.  Seria una lástima que el presidente Santos desaprovechara este mensaje que la sociedad colombiana ha querido enviarle bajo el auspicio de unas simples encuestas, y sería una pena para la estabilidad en la región, que no comprendiera la necesidad de un liderazgo responsable en momentos en que algunos gobiernos han venido ejerciendo presión sobre ciertos Estados y organizaciones hemisféricas, como la OEA, y/o regionales, como la UNASUR, o MERCOSUR, para intervenir en la soberanía de otros Estados, como lo vimos en el pasado con Honduras, y más recientemente con el Paraguay.

No comments:

Post a Comment

Archives